La presentación de proyectos diversos invita a nuevos desafíos, a la confrontación de ideas, a la resolución de problemas, a la diversidad de opiniones y a la necesidad de argumentar, a la vez que dinamizan el desarrollo de la comprensión y del pensamiento complejo.